Caminata a Los Andes

Peregrinar… ¿tiene sentido?

El sábado 19 de octubre, un gran movimiento de gente derrochaban generosamente sus energías respondiendo a la convocatoria de la iglesia de Santiago, de congregarse en el santuario de Teresita de los Andes. La gran mayoría, peregrinando desde 27 kilómetros atrás, otros esperándolos en el mismo santuario donde reconfortar su cansancio acogiéndolos y ayudándoles a reponer energías.

laicosperegrinos

¿Por qué invertir tiempo, salud, dinero, energías…en un evento de este tipo? ¿Se trata de una gesta deportiva, o la pretensión de obtener favores divinos a cambios de lo que cada uno puede ofrecer? Tal vez una entretención diferente, novedosa…

Pero si buscamos más adentro podríamos ver el peregrinar…

  • como instancia para concentrarse,
  • que permite involucrarse todo entero en una acción (cuerpo y espíritu),
  • como oportunidad para ofrecer algo sentida y conscientemente,
  • como toma de conciencia  y contacto con las propias motivaciones, las propias peticiones que se hacen presentes en estos momentos,
  • como instancia de sentir la pertenencia a una comunidad, a una fe,
  • como forma de expresar la fe que se tiene y que se quiere vivir,
  • como ardiente deseo –expresado, ”volcado hacia afuera”, con energía- de que las cosas sucedan de un determinado modo: con amor, fraternidad, bajo la mirada de Cristo y en unión con él.
  • como metáfora del camino de la vida, en el misterio que ella es, que no se entiende, pero que se camina en la esperanza, en la fe de que no estamos solos, en el gozo sereno que no excluye el dolor ni la incertidumbre.
  • Finalmente, lo que es transversal a todo: mantener y alimentar la relación con Cristo, el Señor, luz de nuestros pasos, “camino, verdad y vida”.

Sí, peregrinar, tiene sentido, tiene mucho sentido.

19octubre

La alegría de una buena vivencia compensaba el cansancio. Una vivencia personal y comunitaria a la vez. Comunitaria porque se participa de una comunidad parroquial, de un colegio, de algún tipo de grupo de iglesia, pero también por la gran comunidad de bautizados católicos a la que se pertenece y en la que se da esa comunicación de energías, amor y bienes espirituales.

Felicitaciones a quienes peregrinaron, a quienes los acompañaron de alguna forma. Sin duda, experimentarán un crecimiento como personas y como cristianos.

Si participaste y quieres compartirnos tu experiencia, deja tu comentario abajo.

Carlos Brun, San Bernardo.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s